Thursday, September 28, 2006

Iberian lynx secure in Sierra Morena, but disappearing in Doñana

Miguel Delibes, Profesor de investigacion del CSIC: "El lince se afianza en Sierra Morena pero desaparece de Donana"

Thursday 28 September 2006

TEXTO: CARMEN G. BERNAL FOTO: VALERIO MERINO

CÓRDOBA. Lo describen como un hombre accesible y sereno. Y lo es. Trata al periodista de igual a igual, una virtud que lo hizo inaugurar ayer el IX Seminario que sobre Periodismo y Medio Ambiente se celebra en la capital. Al igual que su padre, el célebre escritor de «Cinco horas con Mario», es autor de una importante bibliografía, aunque, en este caso, el gran protagonista de sus «novelas científicas» ha sido un animal enigmático y amenazado: el lince.

¿En qué situación se encuentra el lince ibérico?

Desgraciadamente, sigue siendo mala. Nos engañaríamos si dijéramos lo contrario. Eso sí, existen ciertos atisbos que indican que la situación es mejor de la que era cuando empezamos, por lo menos en lo que a Córdoba se refiere. Los últimos datos que tenemos nos dicen que en el entorno de Andújar y Cardeña-Montoro está mejorando ligeramente la población de los linces. Cosa que no ocurre en Doñana, donde la cosa está empeorando un poco.

Las últimas informaciones facilitadas por el Proyecto Life hablaban de que existían tres hembras reproductoras en el entorno del Yeguas, con una decena de crías...

Sí, datos positivos todos. Distinto es determinar que la situación es buena. De todas maneras, es positivo que se haya estabilizado la población y que no pierda individuos en Sierra Morena. Eso es señal de que sabemos trabajar por el lince y da resultados. El problema es que no vale con que nazcan unos pocos linces más; necesitamos cientos de animales para que la situación no siga siendo grave y preocupante.

¿Qué población de linces existe actualmente?

Manejamos una cifra por debajo de los 200 ejemplares. Mientras no tengamos un millar, la situación de esta especie es mala.

La reciente incorporación de machos procedentes de Sierra Morena para la cría en cautividad en Doñana, ¿es un paso adelante para la mejora de la especie?

La cría en cautividad es una garantía que tenemos para que no desaparezca. Es un salvavidas por si todo lo demás va mal. La utilización de linces del entorno del Yeguas ha sido importante porque, en principio, han sido los únicos machos que han sido padres por ahora. Además se ha conseguido que se cruce un macho de Sierra Morena con una hembra de Doñana, cosa que no ocurría en la naturaleza desde hace siglos.

El principal problema de los linces, ¿sigue siendo la falta de alimento?

Sin duda. En Doñana la escasez de conejos, su principal alimento, es aún más grave. Esto, además de ser un problema para la crianza de cachorros, les ha obligado a salir de los límites del Parque Nacional en busca de roedores.

Lo que ha causado buena parte de los atropellos de animales, una situación que se repite a pesar de los esfuerzos...

Es complicado poner solución. La comarca del Doñana se ha desarrollado mucho y tiene una gran actividad agrícola y turística. Eso la ha dotado de una gran red de carreteras y caminos que, inevitablemente, el lince cruza buscando nuevos territorios.

¿Qué solución se le puede dar?

No hay una solución única. El planteamiento es el mismo que cuando nos preguntamos qué podemos hacer para reducir los muertos en accidentes de tráfico. Se puede trabajar para que haya menos, pero el accidente siempre puede pasar. Con los linces, hay que trabajar en el sentido de que haya menos carreteras por su zona de influencia, que la velocidad por ellas se reduzca y que exista la posibilidad de que el animal y el coche pasen por distintos niveles a través de pases de fauna en las carreteras.

¿Habría que concienciar más a los conductores?

Yo no soy muy crítico con ellos. Es más, en los últimos casos de atropellos han sido los mismos conductores los que han llamado a las autoridades y han recogido al animal. El tema es que hay personas que no quieren ir a 60 kilómetros por hora en una carretera recta y vacía. Los medios de comunicación tendrían que poner un poco de su parte en este tema para hacer saber a la población que salvar el lince y el medio ambiente requiere sacrificio y no sólo buena voluntad.

En la actualidad se está estudiando la posibilidad de introducir linces en el parque natural de Hornachuelos y el entorno del Guadalmellato. ¿Para cuándo podría estar efectivo el proyecto?

Cuanto más lento se lleve a cabo un proyecto de este tipo, mejor. Aunque, claro, eso lo determinará la situación del lince. No hay tiempo para ir muy lentos, lamentablemente. Creo que habría que empezar a soltar ejemplares en el 2010. Para eso se tendría que haber estudiado las zonas muy bien y seleccionar las más adecuadas.

En el entorno de estas jornadas sobre periodismo y medio ambiente, ha de reconocer que el lince, su gran pasión, ha tenido enorme repercusión en los medios frente a otros problemas quizás menos «vendibles»...

En eso tienen mucho que decir los comunicadores. El lince no es lo importante como tal. Sí como bandera de un medio ambiente bien conservado. Si nos dieran a salvar entre el lince o todo lo demás, elegiría sin duda lo segundo. El lince debe ser la bandera de un ejército en una batalla. Hay que salvar la bandera porque es representación de todo el grupo y no porque ella sola vaya a acabar con el enemigo.

http://www.abc.es/20060928/cordoba-cordoba/miguel-delibes -profesor-investigacion_200609280307.html

No comments: